El ecuatoriano Diego Acosta PHD en biología molecular y profesor de la Universidad de California en Santa Bárbara, EE.UU., durante una entrevista con el programa los Desayunos de Teleamazonas reveló la investigación que lidera para hallar una prueba alternativa de detección del covid-19. El proyecto que desarrolló Acosta junto a la viróloga colombiana Carolina Arias derivó en una prueba alternativa que detecta si una persona está infectada con el nuevo coronavirus, pero que no requiere de laboratorios, reactivos o equipos costosos ni personal especializado. Este test preciso, sencillo y barato fue pensado para que se acoja en diferentes países del mundo que enfrentan dificultades para acceder a pruebas para confirmar o descartar el covid-19 entre sus ciudadanos. Acosta señala que para entender a las pruebas que determinan si una persona está o no infectada hay que separarlas en dos etapas. “La primera etapa es la toma de muestra y la extracción del material genético del virus, la segunda etapa es la detección del material genético de ese virus”. La prueba del PCR, por sus siglas en inglés (reacción en cadena de la polimerasa), utiliza ambas etapas para detectar la presencia del virus con reactivos establecidos y con equipo especial. La PCR es altamente confiable, el problema es la cantidad de estas que se necesitan “lo que genera a nivel mundial una escasez de los reactivos y de los equipos” requeridos para realizarla, menciona el biólogo. Acosta y el equipo de su laboratorio trabajaron en una prueba alternativa al PCR, que es la que se utiliza mayormente en el mundo, con el mismo grado de fiabilidad. En el que también se detecta el material genético del covid-19 y en el que asimismo se siguen las dos etapas: toma de muestra y detección. La diferencia entre la prueba alternativa y el PCR está en la detección del material genético del virus. Para el primer test se lo hace en una especie de caja de cartón que contiene una pila y una luz led que ilumina las muestras que están en el interior y cuando “hay un test positivo se obtiene fluorescencia”, comenta el investigador. Mientras que el PCR necesita grandes y costosos equipos para la segunda etapa de la prueba. La ventaja de la prueba alternativa en la que trabajó el biólogo ecuatoriano es que no utiliza los equipos ni los reactivos costosos que sí se requieren para el PCR. Además la idea es que el test tenga un procedimiento muy sencillo para que no se deba contar con personal especializado en el tema. El pasado 22 de abril de 2020, el proyecto de Acosta se encontraba en una etapa experimental en la que se probó que la prueba alternativa sí funciona. El siguiente paso es una homologación y la posterior aprobación de la FDA (Agencia de administración de alimentos y medicamentos de EE.UU.). Hermana de fallecida por covid-19 en Quito: ‘No sabemos cómo se contagió’ ¿Ecuador cumple requisitos de la OMS para ‘nueva normalidad’; se podrá salir a pasear desde el lunes 4 de mayo? Electrodomésticos, tecnología, ropa… el CyberDay Ec se habilitó este 1 de mayo del 2020 para compras en 1/5/2020 Biólogo ecuatoriano desarrolló una prueba.

Fuente: El Comercio Ecuador

Deja tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here