Una familia neerlandesa, que vendió todo su patrimonio –hasta un negocio rentable y una casa de 230 metros cuadrados– y lo invirtió en el bitcóin, ahora está viajando por todo el mundo.

Didi Taihuttu cambió todo por la popular divisa electrónica en el 2017, cuando la criptomoneda cotizaba a unos 900 dólares, solo unos meses antes de que su precio alcanzara 19.511 dólares. Después de casi cuatro años y visitar 40 países, la familia, de cinco miembros, todavía no tiene cuentas bancarias, ni vivienda ni otras posesiones personales: todos sus ahorros siguen invertidos en bitcoines.

«Nos metimos en el bitcóin, porque queríamos cambiar nuestras vidas«, afirmó a la CNBC el padre, de 42 años.

l hombre detalló que cuando estalló la burbuja, a principios del 2018 y el precio del bitcóin cayó a unos 3.000 dólares, Taihuttu añadió más a su cartera de inversiones, ya que estaba seguro de que esa criptodivisa tendrá un gran repunte: «Cuando el bitcóin se hundió, empezamos a comprar más».

Este lunes, la criptomoneda batió un récord histórico y por primera vez superó los 19.800 dólares. «Creo que, en este período de auge, vamos a ver un pico mínimo de 100.000 dólares. No me sorprendería si llegara a los 200.000 dólares para el 2022«, subrayó.

Además, el cabeza de la ‘familia bitcóin’ declaró que no cree que la demanda de la criptomoneda baje y agregó que supuestamente «nos dirigimos a una crisis de suministro«. «Cuando PayPal comienza a vender el bitcóin a sus 350 millones de usuarios, también necesitará adquirirlo en algún lugar», explicó Taihuttu. «Habrá una gran crisis de suministro, porque no habrá suficientes bitcóins nuevos cada día para satisfacer la necesidad de las grandes empresas», agregó.

Deja tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here